¿Y a qué niño no le gusta disfrazarse? Yo aún no he conocido ninguno. Ares directamente se transforma en el personaje con solo ponerse el modelito encima y luego no hay quien se lo quite. Cuando le dije que quería hacerle una sesión de fotos con todos sus disfraces no lo dudó ni un momento.

Como ya he dicho en alguna otra ocasión, desde hace un año decidimos pedirle los disfraces de Carnaval a los Reyes Magos, pero además, este año hemos sido elegidos también para participar en un sello de calidad de Madresfera y probar algunos accesorios de Disney Store y la verdad es que hemos quedado cubiertos de disfraces durante un tiempo.

Viviendo en Sitges, el Carnaval nos lo tomamos muy en serio, así que a pesar de haber probado disfraces de tiendas más económicas o incluso bazares, tengo que reconocer que no he encontrado calidad comparable a los disfraces de Disney Store.
Para empezar, los personajes de Disney se hacen prácticamente imprescindibles en nuestra casa dado que los canales oficiales de dibujos animados son Baby TV y Disney Channel Junior.
El año pasado tenía obsesión con el personaje de Miles del Futuro y tras mucho buscar por diferentes páginas de disfraces, tan sólo pude encontrar el de Disney Store.


Eso sí, ¡era la caña! Tenía un boomerang que se le adhería a la espalda mediante un velcro y hacía que el disfraz fuera mucho más emocionante. Tanto el disfraz como el “laserang” están confeccionados con materiales totalmente seguros, con lo que no hay riesgo de hacerse daño.

Pero su elemento más diferenciador era que ¡el chaleco tenía luz espacial!.  Son precisamente esos detalles los que les hacen disfraces únicos.

Este año nos pidió el disfraz de Garfio. Lo compré a través de internet porque tenía confianza ciega en la marca y he comprado más veces a través de Disney Store, pero confieso que cuando nos llegó, superó todas nuestras expectativas.


No sólo es precioso y está hecho con mucho gusto, es que además lo hemos podido completar con accesorios como el garfio y la espada que hace ruidos de choque de espadas (no van incluidos con el disfraz) y por supuesto, el gorro con la pluma. La lástima que en este caso el gorro no se ajusta muy bien y se le cae un poco, pero a mí me queda genial 🙂 (podéis ver una foto en mi Instagram).

La camisa con chorreras (en la imagen no se ve muy bien porque la llevaba por dentro) es sólo un cuello, con lo que no les resulta engorroso de poner y todo se ajusta con velcros para que no tengan dificultades en colocárselo ellos mismos. Y las costuras presentan unos acabados muy bien confeccionados. Fijaos en los volantes de las mangas, por ejemplo, o en las diferentes texturas de telas, ribetes, cinturón, bolsillo… El disfraz incluye pantalones y cubre zapatos en forma de botas.

Ahora que teníamos la oportunidad de participar también en el sello de calidad de Madresfera, le pregunté qué disfraz quería tener y sin dudarlo nos pidió el de Spiderman. Es cierto que disfraces de Spiderman hay muchos, pero éste tiene un tejido super suave (en la espalda lleva una araña de piel sintética elástica muy agradable al tacto) que lo hace muy adaptable a su cuerpecito. El disfraz incluye también guantes con función luminosa de proyección de telarañas. Además, los músculos falsos se ven muy proporcionados (que veo algunos por ahí que se ven totalmente desmesurados) y la máscara que le tapa completamente la cabeza le permite ver a través del tejido de malla sin darle calor. Ha sido todo un éxito.

También aprovechamos para pedir accesorios que nos faltaban de otros disfraces que ya habíamos adquirido el año pasado, como la máscara y el escudo del capitán América. Éste último no sólo tiene sonido, sino que se ilumina cada vez que lo golpeas y él lo puede controlar mediante un botón interno.


Por supuesto no nos olvidamos de Goran (a pesar de que él reciclará todo lo de Ares, claro está) y yo me decidí por el disfraz de Nemo porque ¡¡fue un amor a primera vista!! A él no le gusta mucho ponerse la parte de la cabecita (que también incluye un botón que al presionarlo hace un ruidito muy gracioso) pero al menos éste sí que es calentito y como está justo en ese momento en el que empieza a caminar pero aún no se suelta solo, la forma de bola le amortigua las caídas.

Y finalmente, aprovechando una super rebaja del 50% de descuento, le cogimos el de soldado imperial de Star Wars para el año que viene, es una talla más pero apenas se nota la diferencia.

Ares todavía no tiene muy claro quiénes son estos señores, pero el disfraz le encanta y lo ha visto por la tele. Es suficiente.

El disfraz incluye la máscara, el cinturón y tres hombreras intercambiables para indicar el rango: oficial, sargento o jefe de escuadra.

Y con esto ya paro de fotos. Creo que mi opinión queda más que clara. Es muy probable que encontréis disfraces más económicos y todo dependerá siempre de vuestro presupuesto, pero si buscáis personajes de Disney, los más completos son los de Disney Store y si estáis atentos, siempre van sacando ofertas con descuentos.
¿Ya tenéis preparados los disfraces de vuestros peques para este Carnaval?