Este mes, y para no repetirme explicando qué me entraba en la Nonabox de Octubre, he decidido hacer algo diferente. Ahora Nonabox publica a tiempo cumplido (a ver si os pensáis que va a dejar de ser una sorpresa) lo que ha entregado en sus cajitas, así que mi post se va a centrar en hablar sobre algún producto concreto a destacar.

Este mes, mi preferido sin duda ha sido el Gumigem®, se trata de un colgante de silicona con colores muy chillones que atrae la atención del bebé, cuando está en la fase de dentición y se lo meten todo, ABSOLUTAMENTE TODO a la boca. De esta manera les ayuda a calmarle el dolor simulando al más tradicional mordedor. Estas “joyas” son blandas, flexibles, lavables, mordibles, y no tóxicas, y han sido aprobadas por dentistas.

collar_lactancia2.jpg

Yo no suelo llevar joyas, pero mi madre sí. Y cuando Ares está con ella, le coge cualquier cadenita que lleve colgando y se la estira, la lame y la relame y se puede pasar un buen rato entretenido dejando a su pobre abuela que aguante litros de babas y algún que otro mordisquito y eso sin comentar que pueden llegar a hacerse daño en sus encías con según qué metal.
Así que sin más, me puse a investigar sobre el tema y descubrí que existen un montón de “joyas” de este tipo y a precios muy asequibles.
El lugar por excelencia para encontrar cositas molonas ha sido: Etsy. Aquí encontrarás un montón de diseños super chulos hechos artesanalmente y con mucho amor. Busca por”nursing necklace” y verás cuántos resultados.

Éste es el que acabé comprando yo…

collar_lactancia1.jpg¡Ares y su abuela ahora están más felices que unas castañuelas!
¿No os parece una idea genial?