Pues aquí estamos, decidida a empezar con la operación bikini con la llegada del veranito y queriendo lucir barriga.
Desde que dí a luz no ha habido manera de quitarme esos kilos de más. Aunque tampoco le he puesto mucho empeño, la verdad.

Los días me parecen cortos y no me cunden lo que desearía. De repente mi vida ha entrado en un ritmo muy diferente al que tenía antes, cuando era capaz de dormir del tirón, salir a trabajar, ir al gimnasio, tomar una copa con los compañeros de trabajo e incluso salir después a cenar con amigos, todo durante la misma jornada e incluso con ganas de repetir al día siguiente. ¿Dónde quedaron todos esos días en los que me apuntaba a cualquier sarao?

Sea como fuere mi vida ha cambiado y ya no soy capaz de planificarme los días. Ahora ya no encuentro ese momento “para mí” y no tengo la fuerza de voluntad necesaria para ir al gimnasio a horas intempestivas.

la fotoAsí que en un acto de impulsividad y gracias a la inestimable ayuda de Albert, mi entrenador personal y otras muchas cosas más, he decidido empezar un plan de entrenamiento. Es algo muy sencillo que comparto con vosotras por si os animáis a hacerlo en casa (las mancuernas las podéis sustituir por botellas de agua de 1,5l) y correr/caminar no necesitáis la cinta, sino que tenéis la calle, parques, paseos, etc. donde además podréis hacerlo con vistas, con 20 minutos será suficiente para empezar. Y el resto, 3 series de 15 repeticiones por ejercicio. En total, dedicaréis 1 hora aproximada. Y si se pudiera hacer durante 2-3 veces a la semana sería perfeto. Yo de momento voy a empezar con 2 a ver qué pasa.
Ahí os dejo el vídeo para que veáis lo fácil que resulta.

La semana que viene ¡Repito!