¿Cómo puede algo tan simple gustar tanto a niños y adultos? Confieso que dejé de ser niña demasiado pronto, me refiero a que crecí y maduré muy rápido y eso hizo que al relacionarme siempre con gente más mayor, dejara de hacer lo que hacen los niños: jugar con muñecas, llevar coletas, decorar cumpleaños con ganchitos y globos, etc. Por eso un día, antes de que tuviera hijos, el que ahora es mi marido me sorprendió con un montón de globos inflados y mi reacción fue algo extraña porque había identificado los globos únicamente a fiestas infantiles.

No me preguntéis por qué pero desde aquella vez en mi casa siempre hay globos para celebrar algo, ya sea un cumpleaños, ya sea una buena noticia o incluso para dar la bienvenida a SSMM los Reyes Magos, y por qué no, también hacer un reportaje de fotos como el que hicimos hace unas semanas atrás y que nos dio para otra anécdota divertida con los dichosos globos.

Foto Noelia Garini

Foto Noelia Garini

Eso sí, el verdadero encanto de los globos son aquellos que pueden volar en el aire. Aún recuerdo el primer Halloween que celebré en casa y ante mi inexperiencia de inflar globos durante toda mi infancia, no entendía por qué no se tenían en alto, y tenía que engancharlos con celo. Mi marido no dejaba de reírse. Así de ignorante soy yo con los globos. ¡Pensaba que se aguantaban solos en el aire con nuestro oxígeno!

NoeliaGarini_BDUE4

Pero afortunadamente ya venden bombonas de helio que permiten inflar la tira de globos desde casa. Hay que tener maña porque alguno que otro se pierde por el camino, pero es una comodidad poder llevarla a cualquier fiesta y decorarla de globos por todas partes. Y sale bastante económico ya que con esta bombona que nosotros probamos (32,99€) pudimos inflar unos 30 globos. Además, una vez la terminas, es desechable y puedes tirarla en el contenedor amarillo de envases. En Globosmix son expertos en la materia y también disponen de bombonas de alquiler en caso de que necesites inflar grandes cantidades, por ejemplo.

Globosmix

Lo cierto es que, aunque tarde, he descubierto la magia de los globos, todo lo que aportan: alegría, color… mi marido siempre ha dicho que no hay fiesta sin globos y tiene toda la razón.
Ahora por favor, que alguien me diga que también pensaba que los globos se aguantaban solos en el aire con una simple cinta y oxígeno humano… 😉