Mi bebé ha cumplido 10 meses. No sé si os pasa lo mismo pero con Ares, todo fueron prisas: que si a ver cuando gatea, que si a ver cuando camina, que si a ver cuándo deja las papillas, cuándo hablará, etc. Y cada logro era una inmensa alegría. Parecía que sin quererlo, tenía unas ganas locas de que fuera avanzando en cada etapa de su vida bebé. Y sí, lo hizo. Las pasó una a una todas las etapas, pero… ¿y luego qué? Que dejó de ser bebé y eso me sumió en otra inmensa tristeza.

Ahora con Goran, no sé si consciente o inconscientemente las cosas están siendo muy diferentes. No tengo prisa por nada. Quiero que sea mi eterno bebé. Y con 10 meses sigue sin dientes, sin gatear y sin ganas de empezar a comer como lo hacía su hermano a la misma edad. Entre los dos hay una diferencia considerable que no sé muy bien si es innata o motivada por la falta de estimulación. Que no es que no lo estimule, ni mucho menos, pero lo hago de diferente forma, mucho más relajada. No he estado tan pendiente de todo y le he dejado que sea más él quien marque su propio ritmo.

El lunes pasado recordé por las redes sociales que cumplía 10 meses y comentaba precisamente el hecho de que no me preocupaba verle crecer tan lentamente. Hubo alguna de vosotras que se alarmó por el hecho de que con 10 meses no aguantaba del todo aún su equilibrio cuando se sentaba y me sugerían que lo mirara con un especialista. Y entonces recordé que era eso exactamente lo que me pasó con Ares, que de alguna manera y sin quererlo, me dejaba influenciar por todos esos comentarios que me repetían ¿aún no tiene dientes? ¿aún le das teta? ¿aún no camina?

Pues no señoras, mi bebé ha decidido que será él quien marcará su ritmo de crecimiento. Y obviamente no nos dejamos ni una sola revisión pediátrica por hacer, una cada mes por si no teníamos suficiente y ninguno de ellos nos ha sugerido que Goran necesite supervisión de ningún especialista ni que padezca ningún problema de espalda o de motricidad. ¡Es un bebé, señores!

Así que si me permitís un consejo personal que os doy desde aquí para quien quiera cogerlo, es que dejéis a vuestros bebés ser ellos quienes marquen los ritmos, sin predisponerles, sin forzarles. Y usando el sentido común y siempre con el asesoramiento de un profesional, dejadle crecer como le dé la gana.

¡Feliz verano!

Bdue_presa2

*La ropita de Goran es de Actual Baby.

Cargar más
Something is wrong. Response takes too long or there is JS error. Press Ctrl+Shift+J or Cmd+Shift+J on a Mac.