¿Qué se puede esperar cuando se está esperando?” (un título muy poco comercial, en mi opinión, que jamás hubiera llamado mi atención). Nunca antes había escuchado hablar de este libro hasta que nació mi sobrina hace ya cuatro años. El embarazao de mi cuñada supuso abrirme hacia un nuevo “mundo”, desconocido antes para mí donde se debían tratar mil y una historias que nunca jamás hubiera imaginado (alimentación, cuidado personal, consejos, etc.).

libroLo mantuve en el olvido hasta hace unos meses cuando mi cuñada, supongo que intuyendo lo que estaba por venir, me lo regaló. Empezó a hablar de él como “La Biblia de las embarazadas” y a partir de entonces, lo he escuchado en boca de toda embarazada que se ha cruzado por mi camino, incluyendo una americana que conocí en Perú (podéis imaginaros el impacto mediático e internacional que tiene).

El libro es una guía muy útil sobre cómo afrontar algo que nadie nos ha enseñado antes: miedos, preocupaciones, testimonios de otras personas, estudios, etc. Es, sin duda, el libro más completo que conozco.

También he encontrado opiniones contrarias que afirman que lo único que hace es traumatizar a la embarazada con situaciones muy concretas que sólo afectan a una minoría. En cualquier caso, y como toda guía de apoyo, se debe tomar como eso, un manual. Cada embarazada es un mundo y la última palabra la debe de tener el médico especialista.
Aún así, os lo recomiendo.