Una de las cosas de las que aún no he hablado es de la importancia de prepararse antes, durante y después del embarazo.
En la primera visita que hice al ginecólogo para informarle de mi intención de quedarme embarazada, me aconsejó dos cosas: hacerme un análisis de sangre y tomar mucho ácido fólico, ya que está demostrado que puede resultar muy efectivo para la prevención de los defectos del tubo neural. Y así lo hice.

natalben_supraUna vez me quedé embarazada, el doctor insistió en que debía de complementar además con un suplemento vitamínico, que a parte del ácido fólico, también llevara yodo, hierro, zinc y otras vitaminas que me ayudarían a combatir el agotamiento, y me aconsejó tomar Natalben Supra. Las cajas vienen en 30 cápsulas, con lo que te duran un mes aproximadamente tomando una pastillita cada mañana. Al principio él me dio alguna muestra gratuita pero luego las compraba en una farmacia por unos 16€.

Las estuve tomando durante todo el embarazo. A mí personalmente me vinieron estupendamente porque mis 3 primeros meses fueron bastante durillos. Estaba mucho más cansada de lo normal y por las mañanas me levantaba bastante revuelta.

natalben_lactanciaUna vez dí a luz, me aconsejó cambiar a Natalben Lactancia, es muy parecido al Supra, pero con las cantidades adecuadas y específicas para la mujer lactante. De estas tienes que tomarte 2 cápsulas en vez de 1, por eso es mejor que compres la caja de 60 cápsulas, que suele rondar los 20€.

Ninguno de los dos suplementos necesita receta médica, así que simplemente comentándoselo a tu ginecólogo, si es que no lo ha hecho él o ella antes, debería ser suficiente.

Y vosotras, ¿También habéis tomado algún suplemento vitamínico?