El regreso de las vacaciones está siendo un poco caótico: cambio de diseño del blog, eventos blogueros, adaptación en guardería, etc. Los que me seguís en Instagram sabéis de qué os hablo y los que no poco a poco iréis leyendo mis peripecias por aquí. Pero no quiero dejar pasar más tiempo para contaros cómo han sido nuestras vacaciones por el País Vasco (y un pedacito de Cantabria).

No puedo entrar en detalle sobre todo lo que hemos hecho porque hemos hecho muchas cosas, así que intentaré resumir los aspectos más importantes y lo voy a dividir en 3 partes para que no se os haga muy pesado leer. Que ya sabéis que yo soy de las de “lo bueno si breve, dos veces bueno”… Así que haré:

  • Parte 1: Bilbao y Cabárceno
  • Parte 2: San Juan de Gaztelugatxe y costa vasca
  • Parte 3: San Sebastián


La ciudad de Bilbao

Tenemos mucha suerte de tener amigos como Nagore, que cuando se enteró de que veníamos a su tierra no dudó en ofrecernos su casa. Así que de alojamientos en Bilbao no puedo recomendaros.
Llegamos el 25 de agosto, justo en plena Semana Grande (Aste Nagusia) así que os podéis imaginar el ambientazo: las txosnas de la calle Arenal (son las típicas barras de fiesta que ponen en las calles), los fuegos artificiales cada noche, la enorme feria del Parque Etxebarria y su impresionante noria blanca… no dábamos abasto.

bilbao2

Viendo los trenes de la estación Abando

La mala suerte quiso que el primer día acabáramos en el hospital por un susto que nos dio Ares, que metió la mano en una rueda de un puestecito de inventos e instrumentos musicales del parque de Doña Casilda de Iturrizar y se cortó. Fue un corte bastante profundo pero afortunadamente no lamentamos ninguna tragedia.

Bilbao es una ciudad muy cómoda, todo lo teníamos bastante cerca y apenas cogimos el coche. Aunque también hay metro y tranvía y hasta un funicular que sube hasta Artxanda y donde puedes disfrutar de las espectaculares vistas panorámicas de la ciudad.

bilbao4

Otras recomendaciones muy interesantes para ir con los peques: pasear alrededor de la Ribera, el Museo Guggenheim, la Alhóndiga (es un edificio reformado muy diáfano y perfecto para pasar el rato si llueve. Por suerte a nosotros nos hizo un clima maravilloso y solo utilizamos la cafetería, pero tienen una piscina en la azotea con el suelo transparente que puede verse desde la planta baja y un solarium), pasear por las bucólicas calles del Casco Viejo, el mercado de la Ribera… y ¡parques! la ciudad está llena de parques infantiles super chulos. Con Ares nos costaba mucho avanzar porque siempre que veía uno quería parar y jugar un rato.

bilbao3

Seguramente me dejo un montón de cosas pero en general me pareció una ciudad estupenda para viajar con niños. Y nosotros solo estuvimos 4 días enteros allí.

Parque de la Naturaleza de Cabárceno (Cantabria)

Es el único lugar que visitamos de Cantabria pero nos quedaba a menos de 1 hora de coche y tenía muchas ganas de ir porque me habían hablado muy bien del lugar. El parque de Cabárceno es un recinto natural enorme (20 km de recorrido) que puedes hacer en coche o bici a modo de “safari” para ver animales salvajes: elefantes, jirafas, hipopótamos, leones, tigres, cebras, bisontes, osos… y así hasta más de 60 especies diferentes.

cabarceno2

Aunque hablamos de animales que están en cautividad, el parque de Cabárceno desarrolla numerosos trabajos de investigación relacionados con la conservación de especies en peligro de extinción y cuentan con un recinto natural donde los animales están seguros y protegidos. Los que sufren viendo animales en cautividad puede que no les resulte agradable la parte del terrario (donde las serpientes están en cajas) o ver el espectáculo de leones marinos, ya que la piscina se veía muy pequeñita. Pero por lo demás diría que están en muy buenas condiciones.

cabarceno

Acceder al parque nos costó unos 50€ los 4 y puedes estar todo el día.
Ares alucinó y vio animales que nunca antes había visto, ni en sus cuentos. El entorno es abierto y se respira aire puro, ya que estás en plena naturaleza y allá donde miras… ¡es verde!.

Mañana os cuento cómo nos fue por la costa vasca y os enseñaré algunas de las preciosas fotos que hicimos en San Juan de Gaztelugatxe.

Cargar más