Cuando desde el Sello de Calidad de Madresfera tuve la oportunidad de probar la nueva Kobold VK200 no me lo pensé dos veces. ¿Por qué? Pues porque desde hace 10 años soy fiel a la marca usando un modelo anterior (el VK135) y tan feliz. Como curiosidad os contaré que fue el regalo que me hicieron mis padres cuando me independicé y a día de hoy está impecable. En mi casa nunca más se ha vuelto a pasar la escoba.

Así que tenía mucha curiosidad por probar el nuevo modelo. Para empezar, la nueva aspiradora ya no se entiende como tal, sino como un “sistema de limpieza e higiene“, y es que incluye un montón de accesorios que te ayudarán a limpiar cada rincón de tu casa, no sólo aspirando el suelo, sino fregando la terraza, limpiando los cristales, tapicerías, colchones, alfombras o persianas, entre otras.
Recuerdo el día que me llegó a casa y saqué cada uno de los accesorios en la alfombra del comedor, tuve que subirme a una silla para hacer esta foto:

La marca alemana Vorwerk es conocida en nuestro país principalmente por ser la fabricante de la famosa Thermomix. Así que ya podéis imaginaros la fiabilidad que le avala con el robot de cocina más famoso del mundo.

¿Por qué tener una aspiradora Kobold?

Hay varios motivos por los que la aspiradora vertical Kobold es considerada probablemente como la mejor aspiradora del mundo: su potente y eficaz motor, su larga trayectoria de I+D (años y años escuchando a los clientes y mejorando cada producto que lanzan) y la atención al cliente que hay detrás. Este producto se vende prácticamente de boca a oreja, por recomendación y directamente en tu domicilio (y ahora también a través de su web). No encontrarás tiendas donde vendan estos productos (a menos que sea de la marca oficial).

En el momento que te intereses por uno de los productos Vorwerk, una promotora vendrá directamente a tu casa y te hará una demostración. Definitivamente esto hará, no solo que le saques todo el partido sino que acabes adorándolo. Yo además tuve la suerte de tener a Merche que es una profesional de los pies a la cabeza además de majísima.

¿Qué es lo más novedoso de la nueva Kobold VK200?

Sin duda, su forma compacta. Ya no es necesario que cambies el cabezal cuando quieras pasar por diferentes superficies. ¿Te imaginas una aspiradora que regule su potencia según va aspirando parquet, terrazo o moqueta? Yo tampoco lo imaginaba, pero la nueva Kobold VK200 reconoce automáticamente el tipo de suelo sin que la alfombra se quede succionada.

También tiene el mango ajustable para una mejor postura ergonómica y un indicador con luz led que indica el nivel de llenado de la bolsa (que captura el 99% de las partículas alérgenas) y cuenta con un sistema Start-Stop automático que facilita y agiliza la limpieza sin tener que encender y apagar el botón de forma manual. Esto es muy práctico cuando estás limpiando en modo automático, por ejemplo.

Otra de las mejoras más destacables de esta nueva versión es sin duda el gran ahorro energético que supone gracias a su eficiencia energética de Clase A.

Para valorar del 1 al 5 los siguientes criterios, éste sería mi veredicto:

  • Eficacia: 5
  • Adaptabilidad a diferentes superficies: 3 (aunque hay accesorios para todo tipo de superficies y situaciones, el cepillo automático que viene de serie tiene una forma un poco grande y no entra bien en rincones y espacios pequeños)
  • Facilidad de uso: 5
  • Nivel de ruido: 3 (aunque el nivel ha mejorado mucho con respecto a modelos anteriores, no deja de ser un aspirador y hace ruido como tal)
  • Comodidad de uso: 4

¿La recomiendo para comprar?

Si eres una persona alérgica y/o con alguna mascota peluda en tu hogar y sobre todo, puedes permitírtelo económicamente hablando (a ver, no nos engañemos, la broma te cuesta un buen pico), definitivamente SÍ.
Puedes vivir sin ella hasta que la conoces, pero una vez la pruebas, estás perdida.
Estos dos largos meses que la he tenido conmigo, he aprovechado para limpiar la alfombra y todos los colchones de casa. El producto de limpieza que incluyen para hacerlo tiene un aroma a limpio espectacular que resulta casi adictivo.
 
Una piensa que su casa está impecablemente limpia hasta que llega una promotora y te empieza a hacer la prueba del algodón enseñándote todo lo que esconde la alfombra, el sofá y el colchón donde duermen tus hijos. En esta imagen tenéis la prueba…
Los peros… ¡que también los tiene!

Desde luego su elevado precio, no es para todos los públicos, aunque si bien es cierto, ofrecen varias opciones de financiación y visto como una inversión a largo plazo es mucho más accesible (es una máquina que te durará toda la vida prácticamente). Por lo tanto, todo dependerá de las prioridades de cada uno.

Como mal menor os diría que el cable desearía que se recogiera de forma automática porque en algunas ocasiones se me queda enganchado debajo de las puertas.

Todos los accesorios son la caña pero no los veo imprescindibles. Creo que cada persona tiene unas circunstancias diferentes y puede que no todos los accesorios sean prácticos y necesarios para todos. Y aunque es cierto que ayudan a sacarle mucho más partido a la máquina, también encarece su coste.

En el caso del accesorio que aspira y friega, por ejemplo, me pareció una auténtica pasada pero para mi casa que está llena de armatostes, poco práctico ya que es grandote y sé que no es algo que usaría de forma habitual.

Y el limpiacristales tampoco ha resultado práctico para mí, ya que tengo rejas en las ventanas y no me cabría a menos que las desmonte. Además creo que es un poco engorroso tener que cargarlo antes de usarlo, de manera que debes prever cuándo vas a hacer la limpieza.

Sin embargo tengo que confesaros que hay otros accesorios que me conquistaron, como el cepillo para textiles (¡me gustó mucho!), el cepillo orquídea, el cepillo girasol y el prolongador multiusos.

¿Qué os ha parecido este sistema de limpieza? Seguro que muchas de vosotras ya lo conocíais por los comentarios que me habéis ido dejando cada vez que la mencionaba a través de mis Stories…

 

Cargar más
Something is wrong. Response takes too long or there is JS error. Press Ctrl+Shift+J or Cmd+Shift+J on a Mac.