Este pasado fin de semana fuimos a conocer Malgrat de Mar, una localidad costera muy cerca de Barcelona (a unos 60km) y de la Costa Brava. Estuvimos alojados en el Camping del Mar, que nos llamó especialmente la atención por estar estratégicamente ubicado delante de la playa y por su escuela náutica, que nos permitiría hacer alguna actividad náutica en familia.
Os cuento un poco más sobre él.

Camping del Mar, un camping pequeño y familiar

Llegamos el viernes por la tarde al Camping del Mar. Lo encontramos a las afueras de Malgrat de Mar (a solo 2km del centro) en una zona muy tranquila, lejos del bullicio. Podéis llegar al centro de Malgrat en sólo 20 minutos paseando justo al lado de la playa o en menos de 10 minutos en bici o coche. También hay transporte público desde la puerta del camping en temporada alta.

Como os decía, la playa se encuentra a menos de 10 metros de la entrada del camping. Es una playa tranquila, con poca afluencia de gente no alojada en el camping, muy extensa y con vistas a todo el pueblo de Malgrat de Mar. Aunque es de arena, encontraréis algunas piedras pequeñas cerca de la orilla.

Gracias a su ubicación, esta playa conserva su carácter natural y es ideal para relajarse. Los alrededores del camping únicamente cuentan con otros campings de tamaño similar, algún restaurante y una pequeña carretera que separa la playa.

Sin embargo, éste es el único camping de la zona que cuenta con escuela náutica y está catalogado como camping de 1ª por los diferentes servicios que ofrece.

Para aquellos que tenéis mascota, que siempre me soléis preguntar, sabed que puedes traerla sólo si estás alojado en parcela y si no es una raza potencialmente peligrosa. Los perros están prohibidos en las playas de Malgrat de Mar desde abril hasta octubre pero hay playas para perros cerca.

Bungalows y parcelas para todas las necesidades

En este camping podéis encontrar numerosas opciones de alojamiento para todos los gustos y necesidades. Podéis consultar el inventario de cada uno de los alojamientos en el enlace anterior.

Nosotros estuvimos en el Bungalow Premium, así que sólo podemos contaros nuestra experiencia en él. Desde luego es el más completo de todos y es perfecto para quien busca un “todo incluido”.
Incluye servicio de sábanas y toallas, wifi, aire acondicionado, televisión, barbacoa y pueden dormir hasta 6 personas.

Tiene todo el encanto del bungalow de madera pero está totalmente renovado por dentro. Cuenta con 2 habitaciones, un sofá-cama en el salón y un cuarto de baño con ducha. Cocina equipada con nevera, vitrocerámica, microondas, menaje, etc., una terraza cubierta y la plaza de parking justo al lado del bungalow.

Al ser un camping pequeño, se puede ir fácilmente caminando a todas partes y todo queda muy cerca. Eso es muy práctico si viajas con niños pequeños ya que les permite tener la libertad de ir solos y no perder la “esencia” del camping.

Una oferta gastronómica variada y con delivery

Nos gustó mucho la oferta gastronómica que ofrecían tan variada. El restaurante, situado justo al lado de las piscinas, tiene una terraza muy agradable donde poder comer al aire libre. Además para los niños es perfecto acabar de comer y lanzarse a darse un chapuzón en la piscina mientras los padres nos tomamos un café tranquilamente mientras les observamos.

La carta incluye básicamente tapas, comida rápida, pizzas, pero también paella o entrantes de carne y pescado. Y lo más importante, todo se puede pedir para llevar y ¡tiene opciones sin gluten para celíacos!

Por eso decidimos que el domingo desayunaríamos tranquilamente desde nuestro bungalow, y con pijama puesto.
Por cierto, tienen pan recién hecho todos los días. ¡No dejéis de probar los croissants!

Si no queréis venir muy cargados de comida, podéis contratar tranquilamente diferentes packs. Desde el pack básico que incluye un poco de aceite, azúcar, servilletas, sal, huevos, etc. hasta el pack aperitivo o el pack barbacoa.

Nosotros, que nos estamos haciendo muy fans de las barbacoas, decidimos contratar el pack barbacoa para el sábado por la noche. Tan solo hay que ir a buscarlo al supermercado a la hora que les digas. El pack incluye un surtido de carnes, unas patatas, una bolsa de carbón y unas pastillas para encender el fuego. Nosotros además incluimos una ensalada. Cada bungalow mobil-home tiene una barbacoa incluida.

Para mayor comodidad también podéis encontrar un pequeño supermercado con las cosas más básicas al lado del restaurante que resulta muy práctico para no tener que salir del camping a buscar aquello que os hayáis podido olvidar.

Entretenimiento y animación para los más pequeños

Durante temporada alta el Camping del Mar ofrece animaciones cada día. Es principalmente para niños pequeños de hasta 12 años pero también proponen algunas actividades para adultos y adolescentes como espectáculos o deporte en familia.

Durante nuestro fin de semana allí, sólo pudimos disfrutar de la animación el sábado (por ser aún temporada baja) y el programa incluía actividades como manualidades, zumba, aquadance o fútbol.

También hay un miniclub cubierto pensado para los más peques, muy práctico para días que el tiempo no acompañe, por ejemplo.

Disfrutando de la escuela náutica de Camping del Mar

Si estar en un camping ya es divertido, imagínate poder añadir más diversión a tu estancia contratando a precio exclusivo los servicios de la escuela náutica: Paddlesurf, Kayak, Windsurf, Skimboard, etc.

Nosotros apostamos por escoger una sesión de paddle surf XXL y acertamos de lleno. Al principio los peques no estaban muy convencidos de navegar por el fondo del mar, pero en cuanto se tiraron al mar, no había quien les sacara.

Es una actividad muy fácil y segura, ideal para hacer con niños pequeños. Me aseguraron que la tabla era muy estable y que a menos que quieras volcarla intencionadamente, no cae al agua. Así que yo me limité a disfrutar de una bonita jornada en el mar. ¡Hasta me llevé el móvil para hacer fotos y vídeos!

Actividades adaptadas a todas las edades

Las actividades que se proponen dentro del camping son gratuitas.

Entre sus instalaciones puedes encontrar un campo de fútbol, unas canchas de baloncesto y una pista de tenis, que se puede reservar de forma gratuita en recepción.

Desde el camping ofrecen todo todo el material para las instalaciones de deporte con una fianza de 5 euros que se devuelve al finalizar. Mientras Ares no salía del campo de fútbol, Goran se entretenía más en el minigolf.

Si te animas a llevar bicicleta, nos dijeron que proporcionan hasta 6 rutas diferentes para ir en bicicleta y explorar la zona. Nosotros nos quedamos con las ganas por falta de tiempo, pero nos hubiera gustado descubrir el Delta del Tordera que está justo al lado.
Si no puedes llevarte las bicis, también las alquilan, para toda la familia.


¡Y ahora viene el NOTICIÓN! Para todos aquellos que os gustaría vivir una experiencia como la nuestra, ahora podéis disfrutar de un 10% DE DESCUENTO en vuestra reserva, ya sea en bungalow o en parcela hasta el 5 julio para estancias válidas durante toda la temporada de 2021. Sólo tenéis que aplicar el cupón PALABRADEMADRE. Además si reservas a través de la página web de Camping del Mar, tendrás ventajas como mejor precio garantizado, late check out o upgrade en alojamiento (según disponibilidad).

En el próximo post os contaré sobre nuestra visita a Malgrat de Mar y por qué nos sorprendió tanto…

*Post en colaboración