Llevamos ya un tiempo probando las clases de inglés online para niños en la escuela Allright y me sorprende la cantidad de gente que, a pesar de haberos hablado de ellas hace ya un tiempo, seguís preguntándome. Así que he decidido hacer un post para explicaros nuestra experiencia.

Clases de inglés para niños de todos los niveles

Empezamos las primeras clases de inglés con Ares a principios de 2019 (antes se llamaban Kidkidu). El proceso para elegir horario y profesor a través de la web de Allright es muy sencillo. Según el horario que elijas te ofrecen diferentes alternativas de profesores disponibles. Finalmente nosotros probamos con Kevin, un nativo americano con el que repetimos en varias ocasiones.

Como veis, Ares ha sido asiduo a estas clases a lo largo del año.

Las clases son muy dinámicas y duran 25 minutos (dependiendo del nivel del niño). Me pareció el tiempo adecuado para que los niños no se aburran y mantengan su interés y atención.

Otra opción super interesante que incluye tu pack de clases son los “Speaking Clubs”, sesiones grupales donde los niños pueden también practicar la escucha y la conversación junto con otros niños. Tienen varias temáticas y puedes apuntarte de un día para otro.

En una primera clase el profesor o profesora realiza una toma de contacto con el niño para saber el nivel que tiene y así poder empezar a trabajar con él de forma óptima. En la escuela Allright ofrecen clases de inglés para niños a partir de 4 años, así que están super acostumbrados a tratar con niños pequeños.

Nuestra experiencia con las clases de inglés de Allright

El contacto con ellos es muy fácil y todo son facilidades. A través de WhatsApp te van enviando recordatorios que son muy útiles y puedes chatear con ellos en todo momento para resolver dudas. La atención al cliente es inmediata y por supuesto, hablan en español.

En todo momento nuestra experiencia ha sido muy positiva. Tanto que decidimos probar también con Goran, a pesar de que tiene sólo 4 años. Eso sí, con Goran probamos una profesora nueva, esta vez no nativa, de Rusia, llamada Alma y así fue nuestra primera clase con ella:

Si bien es cierto que la primera toma de contacto les puede dar un poco de vergüenza, los profesores que hemos tenido les han motivado a participar activamente.

Las clases son muy completas. además de la escucha, les motivan a decir sus primeras palabras o incluso a escribir a través de una pizarra virtual. Son super interactivas y muy entretenidas.

Clases particulares sin límite de tiempo

Uno de los aspectos que más me gusta de este método es que puedes diseñarte el programa a tu medida y siempre en función de tu disponibilidad, sin compromiso de permanencia.

El paquete de clases adquirido no tiene fecha de caducidad. O incluso se pueden llegar a reembolsar las clases individuales no utilizadas. Y los precios son bastante accesibles (desde menos de 6€ la clase).

Seguimiento personalizado a través de la web y la app

Durante todo el tiempo que realizas el programa de clases, puedes ir haciendo todo el seguimiento y viendo la evolución y los progresos a través de la app y de la web.

En las clases, los profesores te van marcando pequeños retos que cuando se van asumiendo, ayudan a mantener la motivación del niño.

A través de la web podrás reservar clases, chatear con el profesor, consultar tareas asignadas, apuntarte a los clubs de conversación, etc.

Puedes contratar tu primer pack de clases usando mi cupón PALABRADEMADRE obtendrás 2 clases gratuitas en cualquier programa que decidas. Además, ¡podéis probar vuestra primera clase gratis aquí! Cuéntame cómo te ha ido si finalmente te decides.