La evolución de mi embarazo finalizó hace justo hoy 28 días.
Es verdad que el tiempo pasa rápido, pero lo estoy disfrutando cada segundo. Nadie dijo que fuera fácil y está siendo todo un reto, tanto para el papá como para mí misma, que hace que cada día sea una aventura mágica.

Hemos cambiado nuestras prioridades y nuestros horarios y ha aumentado nuestro grado de responsabilidad y preocupación.
Estamos felices y emocionados y aún se nos escapan las lagrimillas cuando vemos la preciosidad que hemos traído al mundo.

evo_final

1a semana de Ares

Si queréis ver cómo ha sido el cambio físico que he “sufrido” durante estas 38 semanas, sólo tenéis que ver las siguientes imágenes:

evolution

evolution2

evolucion3

evolucion5

evolucion6

evolucion7

¡Y ahora empieza lo mejor…!