Y su primera fiesta de cumpleaños tenía que ser especial.

Lo primero fue encontrar un lugar para alojarla. Somos de familia “amplia” y en casa no cabemos todos. Así que tuve que hacer un “estudio de mercado” de los míos para llegar a encontrar un local social que estuviera bien ubicado en el pueblo y que me lo alquilaran a un precio razonable.

Una vez tuve el sitio ya me relajé un poco y empecé a  pensar en los colores que quería para la fiesta: No nos apetecía nada que fuera un color “de niño” y finalmente nos decidimos por decorarlo todo en tonos plata y lima (la señora de la tienda que me atendió estaba un poco escandalizada pero al final me salí con la mía).

mierienda

Decidí montar un panel de fotografías en homenaje a sus 12 meses. Es increíble la transformación física que hace un niño durante su primer año, y es muy divertido vivir esa evolución, especialmente entre aquellos que lo han visto crecer y apenas se han enterado del cambio.

cuadro_fotos

Y qué cierto es, señoras, que la maternidad te cambia. Yo, que siempre he sido tan poco infantil, me he visto montando mi primera fiestita con globitos y ganchitos. Y por supuesto, no podía faltar el super globo del 1 marcando la sala. De hecho nos sirvió de zona para photocall donde cada uno de los invitados fue pasando para hacerse su fotografía y guardarla en el álbum de recuerdos de Ares.

cumpleAres

detalleTambién quise tener un detallín y encargué unas chapas imanes con la cara de Ares y el motivo de la fiesta. Esto último fue una cosa de ultimísima hora y no me dio para pensar en algo más original. Pero pensé que sería práctico ya que todo el mundo tiene una nevera donde poder engancharlo.

Reconozco que mi fiesta no fue tan “fancy” y tan delicadamente decorada como me hubiera gustado, pero nuestro presupuesto es el que es y mi tiempo es el que es. Aún así, yo estoy orgullosísima de nuestra fiestita y nos lo pasamos en grande.

Y por supuesto, no hay fiesta sin corona y nosotros tuvimos la gran suerte de contar con la primera CuteCorona by CuteMartina hecha a mano con tanto cariño. Aunque os confieso que no aguantó en su cabeza más de 1 minuto. Esto es así.

¡Muchas felicidades petit!

cutecorona