Con toda la que está cayendo, dudamos mucho en si debíamos o no celebrar Halloween y hacer según qué escapadas. De hecho nos hemos visto obligados a cancelar ya varios planes.

Pero a pesar de haber reducido considerablemente nuestra actividad de fin de semana, intentamos llevar una vida acorde a la “nueva normalidad”, siempre desde la responsabilidad. Por eso buscamos destinos seguros para disfrutar sobre todo en familia.

Así que cuando nos enteramos de que había un planazo de Halloween en Alannia, nos dio tranquilidad y confianza dado que ya conocemos muy bien el lugar. Recordad que hemos estado varias veces en este camping, la última vez este verano y os lo contaba en el post sobre nuestra escapada familiar a Alannia Els Prats. Así que en este post no os hablaré del camping en sí para no repetirme, pero os dejo enlazado el post que redacté este verano.

Un plan muy terrorífico para Halloween

Es cierto que la influencia americana de Halloween es cada vez más notable en nuestra sociedad. Nosotros además hemos vivido la muerte de un familiar cercano precisamente en estas fechas y personalmente me gusta la idea de banalizar la muerte, un tema tan serio y al que le otorgamos tanto respeto consiguiendo así que le perdamos el miedo y viviendo estos días también como una “celebración”.

Una de las cosas que más nos gustan de los camping Alannia Resorts es su calendario de actividades. Especialmente si vas en fin de semana encontrarás talleres infantiles, concursos, mini party, espectáculo nocturno y el equipo de animación siempre pendiente de los huéspedes. Los niños siempre tienen alguna cosa para hacer.

Pero sin lugar a dudas no te puedes perder El Matadero, un auténtico pasaje del terror (totalmente abierto en el exterior) lleno de sustos (aunque a mí la verdad me daba la risa). Los niños al principio estaban como asustados pero se animaron a vivir la primera parte del pasaje, que era más suavecita y luego querían repetir. Ojo, esto dependerá de cada niño y puede que algunos tengan miedo.

Unos disfraces de Halloween muy terroríficos

Como este año teníamos muy claro que queríamos disfrazarnos todos, elegimos para la ocasión disfraces de Halloween buscando la temática más terrorífica posible.

Ares eligió el hombre sin cabeza y Goran eligió el disfraz de Pennywise, el payaso de “it” a pesar de que no sabe ni quien es. Pero oye, se puso en el papel y consiguió el tercer puesto en el concurso de disfraces infantil.

Nosotros, los papás, decidimos acompañarles en sus elecciones con la versión del disfraz en adulto. Y ni tan mal.

En la web de Disfraces Simón encontramos un montón de opciones para Halloween, tanto para niños como para adultos. Comprar en su web es sencillísimo y los envíos son super rápidos (en sólo 24 horas los teníamos en casa).

Ya hemos confiado en ellos en otras ocasiones, así que los recomiendo porque nunca me han dejado tirada y ofrecen un buen servicio además de buena calidad. Ah! y me incluyeron un par de obsequios en el pedido.

Un Halloween seguro con medidas preventivas contra el Coronavirus

A pesar de que los bungalows están muy bien preparados y tienen cocinas muy completas con vajilla, cafetera y utensilios prácticos, nosotros esta vez cogimos pensión completa en el restaurante, que está abierto al 50% de aforo. En el restaurante mantienen el servicio de buffet pero es obligatorio llevar mascarilla, usar gel hidroalcohólico y guantes mientras se coge la comida.

También vale la pena, si el tiempo acompaña, una comida en el Restaurante WindCat, al lado del mar, con platos a la carta (podéis verlo en mis stories destacados).

El entorno del camping, situado en primera línea de mar es super agradable y si hace buen tiempo, aún se disfruta más. Los niños se mueven por el camping en bicicleta y nuestro bungalow (Ibiza) estaba en primera línea y podíamos escuchar las olas del mar.

Una escapada perfecta para disfrutar en familia

A pesar de haber repetido varias veces en este camping y en diferentes épocas del año, siempre coincido en que me resulta un lugar ideal para descansar y de esta manera lo disfrutamos todos.

Los niños están en un entorno seguro y casi siempre acaban haciendo amigos. Y nosotros, estamos tranquilos y disfrutamos del sol, las olas y de no hacer nada. ¡Que ya es mucho!

Si queréis vivir vosotros también esta experiencia, aprovechad y reservad con mi cupón PALABRADEMADRE con el que tendréis un 10% de descuento en alojamiento hasta finales de año.

Y si vais, ¡contadme qué tal os va!