Este post sobre parques de Madrid viene un poco tarde pero no quería dejar pasar la oportunidad de compartir con vosotros los planes que hicimos en la capital con los niños y en plena pandemia. Lugares para disfrutar de un entorno seguro y apto para niños.

Ya sabéis que este verano decidimos pasar nuestras breves vacaciones en Madrid. Veréis en las fotos que parece que estemos solos, pero es que es cierto que en todos ellos encontramos poca gente debido a las restricciones de aforo de este año.

1. El parque de Atracciones de Madrid

Teníamos muchas ganas de visitar el que probablemente sea el parque más emblemático de la ciudad (abierto desde 1967) y que no ha perdido su esencia. Está ubicado en el centro de la capital, el “parque” de los parques de Madrid: La Casa de Campo, un espacio abierto enorme y de fácil acceso.

A través de su web puedes ver el porcentaje de afluencia a tiempo real y encontrar descuentos de hasta un 40%. Las medidas de seguridad y de higiene que aplican en las atracciones son muy estrictas. Desinfectan tras cada ciclo y el aforo de cada atracción se reduce para mantener distancias entre los diferentes núcleos familiares.

Como en el resto de parques, encontrarás atracciones para toda la familia y los menores de 1 metro tienen entrada GRATIS.

2. Parque Warner

Lo pasamos tan bien en el Parque de Atracciones de Madrid y nos dio tanta tranquilidad ver las medidas de seguridad aplicadas contra la Covid-19, que decidimos ir también a visitar el Parque Warner. ¡Somos muy fans de los parques de atracciones! Y ahora puedes encontrar descuentos de hasta un 50% y ofrecen flexibilidad en los cambios.

A pesar de haber poca gente en el parque, tienes que tener en cuenta que el acceso a las atracciones puede llegar a ser lento dado que desinfectan uno a uno cada asiento.

En el Parque Warner encontrarás la gran mayoría de personajes con los que hemos crecido, desde Piolín y el pato Lucas hasta Batman y Superman. Por eso los niños alucinaron con la ambientación y sobre todo con los espectáculos. No puedes perderte el de la Loca Academia de Policía.

3. El Real Jardín Botánico de Madrid

Como buenos amantes de los parques de Madrid que somos, quisimos pasar una de las tardes en el Real Jardín Botánico de Madrid. Hasta el 25 de octubre aún puedes disfrutar del planazo que han organizado para poder conocer el jardín de la forma más divertida junto a la cerdita más famosa de la tele, Peppa Pig.

Al entrar al Jardín, las familias con niñas y niños reciben un librito de actividades con un mapa del Jardín donde se les propone encontrar a todos los miembros de la familia de Peppa mientras van descubriendo los rincones y tesoros naturales del Botánico de una forma amena.

Además, al terminar la visita pueden realizar un dibujo donde recreen su experiencia y pueden entrar en el sorteo de un libro.
Los niños no pagan entrada.

4. El parque del Buen Retiro

De todos los parques de Madrid, probablemente éste sea el más conocido. No hay viaje que hagamos a Madrid que no dediquemos un momento a dar un paseo por los Jardines del Buen Retiro. Es un lugar maravilloso para ir solo, en pareja o en familia.

Con una superficie de 118 hectáreas y un perímetro de 4,5 km, dentro de sus límites habitan más de 19 000 árboles, representativos de 167 especies.

Es cierto que debido a la pandemia los parques infantiles estaban cerrados pero puedes llevar tus patines, patinete o bicicleta y disfrutar de un entorno natural privilegiado en el centro de la ciudad.

Las barquitas del lago son un plus a tener en cuenta en tu visita. Aunque nosotros no pudimos cogerlas ya que debido a la pandemia ahora sólo se pueden reservar con cita previa.

No olvides pasarte por el Palacio de Cristal, a mí me parece un lugar precioso y suelen haber exposiciones itinerantes de arte moderno en su interior, de libre acceso.

Cuando fuimos nosotros estaba esta exposición de flores gigantes, obra del artista kosovar Petrit Halilaj y que aún podrás ver hasta el próximo 28 de febrero de 2021.

5. El parque Europa de Torrejón de Ardoz

Siguiendo algunas recomendaciones que recibimos durante nuestra estancia en Madrid, tuvimos dudas sobre ir o no ir al Parque Europa (porque no sabíamos si nos encontraríamos las actividades cerradas) pero finalmente nos decidimos y fue todo un acierto.

Esta zona, a las afueras de la ciudad, antes era una gran escombrera ocupada por naves abandonadas que suponían un importante foco de insalubridad e inseguridad y ahora se ha convertido en el pulmón verde de la ciudad con una plantación de más de 5.000 árboles, 60.000 arbustos y 120.000 flores de temporada. Cuenta con tres lagos, el mayor de ellos es navegable.

Sencillamente nos conquistó. Es un lugar muy curioso con las réplicas de 18 de los monumentos más emblemáticos de algunas de las ciudades más pintorescas de Europa.

Puedes dar un paseo viendo La Fontana de Trevi, la Torre Eiffel, la puerta de Brandemburgo, los molinos de Holanda o la Sirenita de Copenhague.

La entrada es libre y tienen diferentes actividades para los niños (de pago): alquiler de cuatriciclos, tirolinas, coches de choque, etc. aunque tendrás que consultar las restricciones que tienen este año debido a la pandemia.

El espectáculo de agua, luz y sonido tampoco se está haciendo debido al coronavirus.

6. El parque Felipe VI de Valdebebas

Y en nuestro empeño de conocer parques de Madrid, descubrimos el parque forestal Felipe VI de Valdebebas, una antigua zona de cultivo y vertederos que han arreglado y han dejado muy bonito. Con una extensión aproximada de 470 ha  y con una silueta que representa un gran árbol, el parque está situado en el distrito de Hortaleza.

Es cierto que hay poca sombra y que no es el lugar más recomendable para las horas más calurosas del verano, pero nos pareció un respiro y al no encontrar a nadie, lo disfrutamos más.

Los toboganes estaban abiertos y los niños lo pasaron en grande. Es uno de los grandes atractivos de este lugar, junto con la tirolina, aunque imagino que en otros momentos del año quizás haya mucha gente.

Si llegas hasta lo alto del mirador, encontrarás un pequeño laberinto que a los peques les hace mucha gracia.

Nosotros subimos hasta arriba para contemplar las vistas. Fue un paseo muy agradable, aunque hubiera preferido recorrerlo en bicicleta :-).

7. Madrid Río

Nunca había visitado el Río Manzanares ni sus alrededores en mis otros viajes a la capital y realmente es una zona muy interesante y amena para un paseo en familia.

Los niños pueden disfrutar en cualquiera de las 17 áreas de juegos infantiles que encontrarás. Cada zona tiene características diferentes según edades.

La zona de la “Playa” estaba cerrada, un lugar con chorros de agua ideal para refrescarse en verano. Así que no pude tomar fotografía.

En Madrid Río encontrarás también restaurantes, cafés, un escenario para actuaciones y hasta un centro comercial. Pero nosotros no lo llegamos a ver todo porque en cuanto vieron el gran skate park que hay allí instalado, no quisieron ir a otro lugar.

Y hasta aquí mis recomendaciones para disfrutar de Madrid tranquilamente, sin aglomeraciones y con niños. ¿Conocíais alguno de estos parques? ¿Cuál es tu preferido?