Toda la semana esperando a que llegara el viernes, y no necesariamente porque es el segundo mejor día de la semana para mí, sino porque tenía una sesión de limpieza del hogar. Las chicas de Clean & Home se ofrecieron a venir a mi casa a echarme una mano con mi “conciliación doméstica” y por eso les estoy eternamente agradecidas.

blean & home¿A qué me refiero con “conciliación doméstica”? Es una palabra que me acabo de sacar de la manga pero que tiene mucho sentido para mí. Me explico:
Desde que Ares nació, no he dejado de escuchar eso de “el niño es lo más importante, si los platos se quedan sin fregar, la ropa sin lavar, la casa sin limpiar, no te preocupes, todas esas cosas son secundarias“. Pues bien, en mi caso nunca me ha dado esa “tranquilidad”. No es que yo sea una maniática de la limpieza, ni mucho menos, y efectivamente mi cocina ha estado sin fregar durante varios días, no he puesto lavadoras hasta quedarnos sin ropa interior en el cajón, he acumulado montañas de ropa por planchar (buff.. ¡qué pereza me da planchar!) y he tardado semanas en pasar el aspirador de mi casa hasta ver mis pelos largos por cada esquina. Y como os digo, no, eso no me daba ninguna tranquilidad sino todo lo contrario, me hacía sentir aún peor.

Claro que el niño es lo más importante y el resto secundario, pero ver cómo desatiendo las necesidades de mi hogar, también forma parte de mi equilibrio personal. Realmente necesito ver mi casa mínimamente recogida.

Como os decía, el viernes tuve la gran suerte de probar los servicios de Clean & Home, una consolidada empresa ubicada en Barcelona que ofrece un servicio de limpieza doméstica adaptada a las necesidades de hoy: mantenimiento del hogar, oficinas, apartamentos turísticos, comunidades, etc. y lo mejor es que lo puedes contratar todo a través de su página web.
Yolanda se desplazó a mi casa en Sitges y estuvo 3 horas en las que me limpió las ventanas, terraza y cocina. Vamos, un gustazo.

Además, una de las cosas que más me gusta de este tipo de empresa es que no necesitas dar explicaciones ni continuidad, y puedes contratar por servicio (por ejemplo, sólo para horas de planchado, o sólo para una limpieza a fondo puntual, cristales, etc.) o incluso puedes comprar una tarjeta regalo y hacerle un favor a alguien. A mí desde luego me encantaría que me regalaran algo así de vez en cuando. O ¿qué me decís de regalárselo a una recién mamá? A mí me parece todo un acierto.

Yo personalmente no me lo puedo permitir de forma periódica, pero desde luego sí para una opción de 1 ó 2 veces por temporada.

Además de limpieza, también ofrecen servicio de cuidado tanto de bebés, niños como personas mayores y otras muchas cosas.

Y vosotras ¿también tenéis “ayuda” en las tareas de vuestro hogar?

 

*Post en colaboración