Debido a mi trabajo, Ares lleva viéndome delante de una pantalla desde que nació y a la mínima que tiene una oportunidad, se sube a la silla, abre la pantalla del portátil, lo enciende él solito y empieza a toquitear todas las teclas hasta que yo me doy cuenta y voy corriendo para impedir que me haga algún estropicio. No os podéis llegar a imaginar la velocidad con la que entiende los conceptos. Sólo con verlo una vez, ya sabe donde están ubicados sus juegos favoritos en la tablet y nos deja con la boca abierta ver lo intuitivo que resulta para él ir llegando hasta lo que anda buscando. Pudisteis verle en acción en este post que publiqué hace unos días.

Y aquí es donde entra en juego el tema de la seguridad infantil y los controles parentales que ofrecen algunos sitios para ayudarte a proteger a los niños de Internet ofreciendo información sobre la actividad que desarrollan a través de las redes sociales, ayudando a descubrir posibles signos de ciber-acoso o estableciendo límites de uso responsables marcando tiempos que pueden variar según el día (entre semana o fin de semana, por ejemplo).

Si os interesa el tema y tenéis hijos en edad de empezar a controlar, os recomiendo que confiéis en la ayuda de algún programa antivirus gratuito que ofrezca restringir el acceso a determinadas páginas o sitios web inapropiados o peligrosos, así como el bloqueo de aplicaciones de mensajería instantánea (los conocidos “chats” básicamente). Puedes probarlos durante 30 días sin compromiso para que veas si vale la pena contratarlo después con planes muy económicos de hasta 3 años de duración que saldría a menos de 6€/mes).

Pero además de proteger nuestros ordenadores, yo tengo claro que pienso dedicar tiempo en hacerle entender lo bueno y lo malo que tiene el uso de Internet intentando concienciar sobre la prevención mediante el diálogo. Porque soy de las que piensa que Internet NO ES EL DEMONIO y que hay tiempo para todo: para jugar, para leer, para estudiar, para ver la tele y para navegar por Internet y por supuesto, entendiendo cuáles son los tiempos marcados para dedicarle a cada actividad se puede lograr no sólo disfrutar, sino también aprender y acercarse a todo un mundo por descubrir a nuestro alcance. Como periodista que soy, creo en el poder de la comunicación por encima de todo y así se lo transmitiré a mi hijo.

¿Utilizáis algún tipo de antivirus o control parental en vuestros dispositivos electrónicos?