Llevo tiempo buscando la manera de convertir la terraza de juegos de los niños (nosotros no tenemos habitación de juegos pero sí terraza de juegos) en un espacio donde poder saltar, trepar, hacer volteretas. Mis hijos, como la mayoría de niños, son de los que necesitan constantemente actividad física y ahora, entre el confinamiento, la cantidad de horas que han estado en casa y la llegada del buen tiempo, se hace más necesario que nunca aprovechar estos espacios exteriores.

Conocí Wickey hace un par de años, una empresa pionera en el desarrollo de parques infantiles de gran calidad, tanto públicos como privados. Si entráis a ver la web, fliparéis de los paraísos de aventuras con columpios infantiles, parques de escalada, areneros, toboganes, casitas infantiles, etc. ¡Ya me hubiera gustado a mí de niña tener algo parecido!

Parques infantiles seguros y de madera impregnada

El material empleado para todos sus parques es madera impregnada por presión de la más alta calidad. La impregnación protege la madera de las condiciones meteorológicas y asegura una larga vida útil. No olvidemos que este tipo de parques son de exterior, y se tienen que adaptar a todo tipo de condiciones.

Este tipo de material tiene otras ventajas como que no necesita ser lijada ni pintada anualmente (¡qué alivio!) y que le protege contra putrefacción, moho y hongos. Así que mantenimiento mínimo.

Otra cosa que me gustó es que está todo pensado para la máxima seguridad de los niños. Por ejemplo, las tuercas vienen con unos protectores para que no se hagan daño. Y no hay ningún tornillo que sobresalga de la madera dejando alguna astilla o punta peligrosa.

Y los enganches de la red tienen un seguro para que no se deshagan o se suelten. Así que me quedo totalmente tranquila con los acabados.

El parque infantil de Wickey ¿es difícil de montar?

No os negaré que cuando nos llegaron todas esas maderas nos asustamos un poco ya que ni Albert ni yo somos especialmente manitas. A mí me gusta mucho el bricolaje pero Albert hace muy poco que ha empezado a usar la taladradora, para que os hagáis una idea de nuestro nivel, así que imaginaos el percal.

Por suerte el parque infantil incluye unas instrucciones bastante fáciles de entender y también todo el material necesario: maderas ya previamente cortadas, tornillos, embellecedores. Lo único que tienes que aportar son las herramientas. Eso sí, no esperes encontrar el agujerito marcado y tendréis que montarlo entre dos personas.

Aún así, tengo que reconocer que no fue complicado y al final le cogimos el gustillo a clavar tornillos. Te aconsejo que tengas un destornilador eléctrico, te facilitará mucho el trabajo y quedará todo mucho más fijo que si lo haces de forma manual.

Nuestro parque es el Wickey Smart Action, y elegimos éste porque es el que menos altura tiene (al tener toldo no podemos poner nada que cubra sus raíles) y no nos ocupaba demasiado lugar.
 
Al principio tuvimos dudas de cómo lo clavaríamos al suelo, ya que tenemos una terraza de suelo de terrazo y no podemos cavar. Para un buen anclaje se debe de cavar al menos medio metro y rellenarlo de hormigón, pero nosotros encontramos la solución poniendo unas escuadras de madera junto a la pared que encargamos a un carpintero y no hemos necesitado hacer ningún agujero en el suelo.

Creedme que mis hijos le han dado todo tipo de uso y la estructura no se mueve en absoluto. A mí me alucina verles jugar teniendo el parque entero a su disposición. Además, al tener césped artificial, las caídas sufren menos.

Parque infantil Wickey Smart Action

Como os decía, el Wickey Smart Action tiene la estructura ideal para nuestra terraza. Nosotros lo llamamos cariñosamente “el gimnasio” porque les permite trepar, hacer piruetas, jugar al baloncesto, colgarse y mil cosas más.

En la web además puedes completar el parque con varios accesorios para hacerlo aún más divertido y adaptado a las necesidades de cada niño. La canasta, el balancín u otros juguetes aun precio muy asequible.

Especialistas en columpios y toboganes

Pero desde luego si tienes una terraza amplia y sin limitación de espacio, no te lo pienses y opta por un parque con tobogán y columpios. Pues la diversión será aún más increíble.

En la web de Wickey encontrarás un amplio catálogo en función de tu presupuesto, necesidades y espacio. ¡Te costará decidir un modelo!

Fatmoose, la marca hermana con diseño nórdico

A raíz de investigar sobre parques infantiles para niños, descubrí la otra marca que tienen y que me hizo enamorarme aún más de sus productos, si cabe: Fatmoose. Aunque algunos modelos son parecidos, otros aunque parecidos se diferencian en el grosor de la madera, y que los modelos de Fatmoose se pueden configurar, por lo que en muchos casos Fatmoose ofrece estructuras más económicas.

Los sistemas son modulares y permite montarse de diferentes maneras. Además disponen de un surtido en toboganes de todos los colores de moda.  Así puedes diseñar tu propio parque eligiendo dónde quieres colocar la escalera, el tobogán, el columpio o el muro para escalar. La amplia variedad de accesorios para parques infantiles hace que acaben siendo perfectos.

Y no vayáis a pensar que porque son piezas grandes el envío es costoso, pues el envío es gratuito. Así que un problema menos. A nosotros nos llegó en un par de semanas.

¿Qué os ha parecido? ¿Conocíais algo así?

 

 

*Post en colaboración