¿Cuántas veces hemos dicho eso de “es que tengo que comer por 2“? para justificar nuestra ansia de comer durante el embarazo. ¿Sabes ya qué alimentos has de evitar? En colaboración con Zaask hoy quiero compartir con vosotros una información que os puede resultar muy interesante a todas las que estáis embarazadas, ya que a veces no es fácil mantener una alimentación saludable debido a nuestro ritmo de vida. No os perdáis estos consejos formulados por un equipo de nutricionistas.

¿Estás embarazada y a la vez preocupada porque tu alimentación no sea lo suficientemente saludable para ti y tu bebé? No te preocupes, porque a continuación te vamos a dar algunas claves sobre qué y cuánto comer, además de otros consejos, para que tu embarazo se desarrolle a las mil maravillas y tu bebé tenga todos los nutrientes que necesita para crecer sano y fuerte:

* No hay que comer por dos: estar embarazada no quiere decir que tengas que comer por dos, sino que tienes que comer mejor. Se recomienda ingerir unas 2.000 calorías diarias y tener una alimentación en la que no falten los cereales, el pan y la pasta (mejor si son integrales), además de cinco piezas de fruta y verdura al día, proteínas (carne y pescado), frutos secos, legumbres y lácteos (desnatados). Tampoco te olvides de tomar alimentos ricos en nutrientes y vitaminas (yodo, calcio, hierro y ácido fólico), y no abuses de las grasas ni los azúcares.

* Cómo cocinar los alimentos: durante el embarazo es más pertinente cocinar a la plancha, al vapor o al horno, evitando utilizar mucha sal. Hay que evitar los fritos y no abusar del aceite y las grasas. Los huevos, por ejemplo, han de cocinarse bien ─que queden bien cocidos─, para evitar la salmonella.

* Come más veces al día, pero menos: para combatir la pesadez y la acidez estomacal, además de favorecer la digestión, lo ideal es consumir pequeñas raciones de comida pero más veces al día. No hagas comidas copiosas y opta por tentempiés sanos.

* Bebe mucha agua: tu cuerpo está formado mayormente por agua, así que su correcto funcionamiento dependerá de que tomes el agua necesaria, que se contabiliza en unos ochos vasos al día. Además, mantenerte bien hidratada facilita la digestión, elimina toxinas, previene el estreñimiento y previene la retención de líquidos (aunque pueda pensarse lo contrario). Pero no se trata de tomar solamente agua, sino de beber zumos de fruta naturales, e infusiones. El alcohol, por supuesto, está prohibido.

* ¿Qué alimentos se han de evitar? Durante el embarazo es importante evitar la carne de caza, los dulces, la bollería industrial, las golosinas, los refrescos, el café, el té y, como ya hemos dicho anteriormente, el alcohol.

* Después del embarazo: es importante que sigas están directrices después del parto, durante el periodo de lactancia, pues tu bebé seguirá recibiendo de ti los nutrientes que necesita, así que deberás continuar con una alimentación saludable.

Foto by Gemma Sivill

Foto by Gemma Sivill

Por supuesto, no te olvides de hacer alguna actividad física regularmente (de menor impacto) para que tu estado de salud sea óptimo. Y si sientes que necesitas contar con un profesional para que la alimentación durante tu embarazo sea saludable, o quieres cambiar ciertos hábitos para que mejore, no dudes en contactar con los mejores nutricionistas en Zaask.

Post patrocinado