Ya os he comentado en anteriores ocasiones la importancia de usar unas buenas gafas de sol, no solo para nosotros, sino también para nuestros hijos. La calidad, los filtros utilizados así como el diseño es algo que afortunadamente va mejorando con los años y por lo que ya no necesitas pagar un dineral.

En cuanto nos enteramos del lanzamiento de las gafas de sol para niños de la marca Siroko quisimos ser de los primeros en probarlas. Si bien es cierto que a Goran es prácticamente imposible ponerle unas gafas de sol (y tampoco las necesita ya que casi siempre va en su sillita protegido con capota para el sol) Ares es un auténtico fan.

sirokokids1

Lo primero que nos llamó la atención fue el packaging. En nuestro caso, el modelo verde “Monster” viene en una caja en forma de tubo del mismo color que nos resulta muy práctica para guardar los lápices de colores. Además incluye también una bolsita para poder transportarlas sin que se rayen y que sirve para limpiarlas. ¡Muy práctico!

sirokokids2

La colección de gafas SIROKO KIDS cuentan con las lentes polarizadas y con protección UV400. La montura es muy ligera, resistente y con un tacto muy suave en color mate. ¡Parecen casi de goma!. No hace falta que os diga que tienen protección total contra los rayos ultravioletas.

sirokokids

Actualmente puedes encontrar 5 modelos diferentes de Siroko Kids, con colores divertidos y llamativos: azul (California), azul celeste (Wave), rosa (Candy), verde (Monster) y amarillo (Lemon) y  cuestan 25€.  Pero tienen una promoción de primera compra con un descuento de 10€ si te suscribes a la newsletter. Así que imagínate que puedes tener tus primeras Siroko Kids desde sólo 15€. ¡Una ganga!

Y de paso, yo he aprovechado y me he cogido también unas para mí, las de color “Camel” que me parecen ideales para este otoño. Una de las particularidades de Siroko es que las gafas tienen todas la misma forma (únicamente cambia el color de la montura o del cristal) y por tanto son unisex, así que igual valen para chico como para chica. ¡Así le sacaremos aún más partido!, ya que soy de las que acaba robando las gafas de sol a mi marido cuando no encuentro las mías. 🙂

¿Habéis entrado ya a mirarlas? ¿Con cuál os quedaríais?

 

*Post en colaboración