Llevaba ya algunos años que venía escuchando lo de la copa menstrual pero no fue hasta hace aproximadamente 3 meses que me decidí a probarla.

En un primer momento no me convenció demasiado aunque algo me decía que sería una cuestión de tiempo. Después de mis 2 partos he tardado bastante en recuperar mi “flora vaginal”, si es que se le puede llamar así. En ambos casos ha tenido que pasar todo un año para que realmente me sienta totalmente recuperada (me refiero sobre todo a temas de sequedad, molestias, etc.).

La primera copa que probé es la Lily Cup Compact. Me llamó la atención porque al ser compacta, se puede guardar en un cómodo y pequeño estuche que facilita su transporte y la mantiene en óptimas condiciones. Como el resto de copas menstruales, viene en dos tamaños, uno para aquellas que no han dado a luz de forma vaginal y otra para las que sí.

intimina_copamenstrual4

La manera de ponerla es muy sencilla aunque si tienes sequedad puede costarte. Tienes que hacer como un rulo para introducirlo en la vagina quedando del mismo tamaño que un tampón. Al ser de silicona ultra suave se dobla muy fácilmente. Una vez en el interior, la copa se abre y se adhiere a las paredes vaginales formando un vacío y recogiendo el fluido menstrual (y no absorbiéndolo como en el caso de los tampones) favoreciendo que tengas un período sin irritaciones ni olor.

También he probado la Lily Cup convencional. Ambas me han parecido muy similares. Algunas de las diferencias que he notado es que la convencional quizás me ha costado menos extraer de la vagina, aunque también me ha dado la sensación de que es más grande y en los últimos días de regla la he notado un poco. A pesar de que llevando la copa menstrual apenas se mancha, la Lily Cup recoge mejor el flujo gracias a su solapa antidesbordamiento y al no tener hendiduras, se limpia más fácilmente.
Pero no sabría con cuál quedarme, la verdad.

intimina_copamenstrual

Os resuelvo algunas preguntas que me hice yo misma antes de utilizar la copa (si tenéis alguna otra, hacedla en los comentarios):

¿Cómo sabes que la llevas bien colocada? ¿Duele?
Cuando la introduces, llega un punto en que no entra más. De la misma manera que cuando introducimos un tampón. Si se ha creado el vacío correctamente, lo notarás porque al intentar tirar de ella para sacarla, cuesta un poco. Si está bien colocada lo sabrás precisamente porque NO duele. Si la notas, puede que no esté bien colocada.

¿Cuántas horas puedo llevar la copa menstrual?
Tanto con la Lily Cup y la Lily Cup Compact de Intimina puedes llevarlas unas 10 horas. Aunque dependerá de la cantidad de flujo de cada persona.

¿Una vez la llevas puesta, manchas la ropa?
En mi caso no os engañaré. Sí mancha un poco pero muy poco. Yo suelo ponerme un salvaslip para evitar manchar las braguitas, pero insisto, dependerá del grado de flujo de cada una. Con los tampones manchaba bastante más, eso sí.

¿Al no llevar cordoncito, cuesta quitar?
La primera vez que la usé os confieso que sudé la gota gorda porque no atinaba. Finalmente alguien me comentó que tenía que pellizcarla un poco para quitarle el vacío, y ¡tachán! ahora lo hago y ya lo tengo por la mano.

¿Por qué está tan de moda?
¡Porque es reutilizable y te ahorras un dineral! Cada fabricante tendrá sus indicaciones, pero las copas de Intimina duran hasta 10 años. Es decir, comprando una copa menstrual en la farmacia que no llega a los 30€ ¡imagina la cantidad de compresas que puedes ahorrarte en 10 años!. Un cálculo rápido: 4€ el paquete de compresas por regla son unos 48€/año multiplicado por 10 años: ¡480 euros en compresas! (y sin mencionar tampones, que son más caros).

intimina_copamenstrual2
Limitaciones:

Yo sólo le veo ventajas, os lo digo honestamente, pero cómo sé que también queréis leer lo escabroso, os diré las dos únicas cosas que a mí me parecen “negativas”.

  1. Que necesitas tener un grifo cerca a la hora de limpiar, porque volcando el contenido de la copa no es suficiente para limpiarla ya que el flujo tiene una textura muy enganchosa y debes limpiarla bien antes de volverla a introducir en la vagina, además de lavarte las manos antes y después. Pero vamos, que con 10 horas de margen que tenemos, a mí no me ha supuesto nunca un problema.
  2. Si eres escrupulosa igual te da un poco de repelús tener que introducirte los dedos en la vagina para ponerla o quitarla. Piensa que tus dedos efectivamente se mancharán de menstruación.

En la web de Intimina puedes adquirir productos que resultan muy útiles si decides comprar una copa. Destaco por ejemplo el spray limpiador. Yo para la limpieza de la copa sí soy tiquismiquis y antes de usarla solía esterilizarla durante los 2 primeros meses que la usé. Pero con este spray la verdad que es muy práctico porque sólo tienes que pulverizar la superficie de la copa y dejarla actuar 5 segundos. No necesita aclarado y basta con que le pases un paño libre de pelusa para retirar el exceso.

También me he cogido la Tableta Spa, que es una pastilla efervescente con aloe vera que calma y reconforta mientras te das un baño relajante.

Como todo en la vida, lo que a mí me va bien no tiene por qué funcionarte a ti aunque mi recomendación es que la pruebes (de venta en farmacias). Si finalmente te gusta, le harás un favor al medio ambiente y dejarás de desechar los 11.000 productos sanitarios que se estima que una mujer consume a lo largo de su vida.

¿Alguna por aquí ya lo ha probado? ¿Cuáles son vuestras sensaciones?

 

*Post en colaboración