Justo el otro día que asistí a un evento de cirugía estética y que retransmití por mi perfil de Instagram, me di cuenta de lo mucho que han evolucionado algunos de los tratamientos. Está claro que hacer deporte y llevar una alimentación sana ayuda a mantenerse joven por más tiempo, pero los años pasan y la piel no perdona.

Mantener una buena rutina cosmética diaria es importante. Yo me he dado cuenta algo tarde (hasta los 30 no empecé a usar cremas) pero siempre he dicho que cuando llegue el momento (entiéndase que no antes de los 50) no me importaría hacerme un estiramiento facial siempre y cuando mi economía lo permita. No estoy para nada en contra de las operaciones estéticas, creo que si se pone en manos de profesionales, es un auténtico privilegio poder disfrutar de un buen aspecto y alargar los signos de envejecimiento.

Sin embargo es cierto que los tratamientos invasivos me dan un poco de respeto ya que soy muy aprensiva. Así que primero apostaría por otro tipo de tratamientos sin cirugía, los llamados no invasivos. Son los tratamientos en los que no hay incisiones, ni puntos, ni necesitas pasar por quirófano. Por lo tanto, tampoco necesitan periodo de recuperación y ofrecen resultados muy naturales. Lo de “para estar bella hay que sufrir” ha quedado en el olvido.

Foto Paula Pellicer

5 tratamientos estéticos no invasivos que están arrasando

Son muchos los tratamientos de estética que se ofrecen actualmente, por ejemplo, en la clínica Dexeus tienen un listado de tratamientos invasivos y no invasivos, así que antes de iniciarte en uno, te aconsejo que te asesores y hables con varios profesionales o incluso busques una segunda opinión.

Pide consejo, contrasta qué tratamiento sería el más óptimo para tu situación particular. Estos son algunos de los que yo me animaría a probar:

  1. Ácido hialurónico. El ácido hialurónico es una molécula de azúcar que encontramos en nuestro organismo de forma natural pero que vamos consumiendo con el paso del tiempo. Por eso es utilizado para rellenar el volumen de líquido perdido e incrementando la producción de colágeno.
  2. Toxina botulínica. Sus efectos son inmediatos y actúa directamente sobre las arrugas consiguiendo una piel suave y brillante. También sirve como tratamiento preventivo en zonas concretas del rostro como las patas de gallo, entrecejo y frente.
  3. Mesoterapia. Es un tratamiento que consiste en la micro-inyección de nutrientes por vía intradérmica que mejora la calidad y el aspecto de la piel ayudando a reducir la celulitis de manera rápida. Se usa tanto para aportar hidratación profunda de la piel como para mejorar la firmeza del rostro.
  4. Criolipólisis. Es una técnica muy innovadora que elimina las células adiposas mediante el enfriamiento (-8º) y con una aplicación superficial en una zona localizada de grasa. La eliminación de las células grasas se realiza mediante mecanismos fisiológicos.
  5. Radiofrecuencia. Consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel que provoca el calentamiento controlado de las diferentes capas de la dermis, favoreciendo la formación de colágeno y el drenaje linfático (lo que estimula la circulación y ayuda a eliminar líquidos y toxinas). Se utiliza para el tratamiento de la celulitis y la flacidez de la piel en cualquier parte del cuerpo.

Elegir el tratamiento estético adecuado con personal cualificado

Es muy importante que antes de realizar cualquier intervención te informes bien y elijas personal cualificado que pueda despejar todas tus dudas sobre la intervención, el pre y el post operatorio (prohibido dejarse llevar por foros de Internet).

El segundo paso será concertar una primera cita para que el médico pueda valorar tu historial clínico. Es importante saber detalles personales como si tomas alguna medicación, existen alergias o enfermedades incompatibles con el tratamiento.

La intervención debe realizarse en un centro hospitalario o en una clínica que disponga de todos los recursos necesarios para atender cualquier posible situación de emergencia o complicación. Podrías incluso ir a visitar las instalaciones antes de la intervención.

Y sobre el precio… en ocasiones vemos diferencias sobre un mismo tratamiento que nos crean desconfianza. ¿Qué es lo que abarata los precios? no es sólo el margen de beneficio del doctor, sino la calidad o cantidad de materiales que utiliza con cada paciente. Así que no te la juegues.

¿Te has hecho alguna intervención de cirugía estética? ¿Cuál te harías?

 

 

*Post en colaboración
Fotos de Paula Pellicer