Una de las cosas en las que mi novio y yo nos hemos puesto de acuerdo a la primera ha sido en cómo íbamos a montar la habitación.
De hecho, no ha sido difícil porque la habitación en sí existe y ya está amueblada, únicamente nos faltaba adaptarla a las necesidades del bebé: quitar la cama para añadir una cuna y cambiador y algunos detalles más de colores, pintura y decoración que vendrán un poco más adelante.

Y hemos encontrado la solución en Expomobi: Bueno, bonito y barato.

Se trata de la cuna convertible THEO, con dos cajones nido y barandilla móvil que para cuando crezca el bebé se transforma en una práctica cama y una mesa estudio.