Cuando me vi forzada a cambiar la silla de retención infantil para Ares por ser demasiado alto tuve muchas dudas. Ahora que estamos más concienciados sobre los beneficios de viajar a contramarcha, nos damos cuenta de que las opciones que nos quedaban eran muy pocas, ya que este tipo de sillas no cubre las necesidades de un niño alto. Aclaración: Ares va camino de los 4 años.

Sí, la silla dice que puede estar ahí “hasta los 18 kilos (4 años)” pero nadie me dijo que mi hijo con 3 años sobrepasaría la cabeza de su silla, aún sin haber llegado a los 15kg. Varias personas entendidas en el tema nos aconsejaron que cambiáramos y que no esperáramos a llegar a los 18kg. Y así lo hicimos, renunciando a seguir llevándolo a contramarcha.

*Aclaración: Sabemos que hay sillas que sí cumplen estas condiciones, aunque muy pocas opciones. En nuestro caso, hemos apostado por invertir en una buena silla que cubra el grupo 3 pero esto no implica que según la situación personal y circunstancial de cada uno opte a cambiar a un grupo 2 compatible ACM para luego volver a cambiar al grupo 3. Como sabéis, se recomienda su uso el máximo tiempo posible.

Primero nos decidimos por la Jané Montecarlo R1 (grupo 2/3) con isofix ya que el cambio lo hicimos algo precipitados y no tuvimos mucho tiempo de buscar. Lo cierto es que Ares ha ido muy cómodo en esa silla. Tiene un precio muy asequible (unos 140€ si no me equivoco) y había tenido resultados satisfactorios en los test de seguridad (2012) gracias a su protección lateral y la buena estabilidad que ofrece. Su tapicería se quita fácilmente para su lavado y ofrece buena visibilidad. Puede ir acompañado del cojín Xtnd aunque me da la sensación de que es un cojín estándar y no diseñado específicamente para este modelo de silla por lo que no encaja a la perfección. Aunque todo hay que decirlo, su uso no está obligado y nosotros no lo hemos usado nunca.

Es más, tras varios estudios que se han hecho sobre el tema del cojín frontal, no confirman que sea tan seguro como parece dado que los dummies usados no indicaban el grado de lesión abdominal y parece ser que en algunos casos incluso ha frenado la eficacia del cinturón de seguridad. Pero esto ya es un tema para ser tratado a parte porque hay opiniones de todo tipo como de muchos fabricantes que aseguran que reduce la fuerza del impacto del cuello en un 40% con respecto a los arneses de 5 puntos. ¿Quién tiene la razón? Ni idea.

Yo no soy una experta en el tema, así que nadie se moleste conmigo por expresar mi opinión, pero en cualquier caso, he leído tanto sobre el tema que me parece que no existe la silla perfecta. Creo que es importante ofrecer la máxima seguridad a nuestros pequeños y no creo que haya padres y madres dispuestos a poner las vidas de sus hijos en peligro, pero siendo realistas, en caso de colisión grave, pocas sillas harán un milagro.

Siguiendo con el tema, nos acaban de dar la oportunidad de probar una silla nueva y llevaba mucho tiempo detrás de una Cybex, ya que en varios congresos a los que he acudido ofrecen charlas muy documentadas, y es una marca que me da mucha confianza. Así que después de estar estudiando todas las opciones que vimos en Bebeconcept.es, una web con muy buena reputación, stock propio (lo que garantiza una entrega de 24/48 horas) y con precios muy económicos, he apostado por un clásico, la Cybex Pallas M-fix que ha sido testada más recientemente (2015) y ofrece larga duración (seguridad garantizada durante 11 años). Viene con un cojín que se adapta perfectamente a la silla aunque aún no he decidido si vamos a usarlo o no, quiero probar primero cómo se siente Ares (estamos en fase de pruebas porque nos acaba de llegar). Y el cinturón de seguridad es muy cómodo de poner y me da la sensación de que se ajusta mejor que la Jané, que cuando él se movía quedaba un poco suelto.

sillitaseguridad

 

bebeconcept2Esta silla es muy robusta. Una de las cosas que más me ha gustado, además de las opciones de extensión que ofrece para que pueda utilizarse hasta los 12 años (faltará comprobar si es cierto, claro) es su sistema de protección adicional y ajustable lateral y el reposacabezas reclinable que evita que la cabeza caiga hacia adelante cuando se quedan dormidos.

Es muy importante que antes de adquirir una silla de estas características comprobéis si es compatible con vuestro coche ya que en algunos casos pueden ser tan grandes que no se coloquen bien o no cumplan vuestras expectativas.
También es importante que intentéis mantener a vuestros hijos el máximo tiempo posible a contramarcha.

¿Qué sillas del grupo 2-3 habéis elegido para vuestros hijos y por qué? Me encantará leer vuestras opiniones.

 

Aclaración: Tras los comentarios vertidos en este post, me veo obligada a aclarar algo que creo que no se ha entendido bien. Nuestra experiencia personal, que es lo que os cuento siempre, nos hizo comprar una silla hace 2 años a favor de la marcha. Fue un error garrafal que hemos solventado y rectificado con Goran, al que le hemos puesto una silla a contramarcha que le mantendrá mucho mas tiempo. Ahora bien, cometido el error y viéndonos en la tesitura de tener que cambiar al grupo 2 es cuando nos hemos encontrado en las pocas opciones que incluyen los fabricantes. Sí, sé que hay opciones, pero siendo realistas, son opciones que me solucionarán el problema ¿1 año más? Creo que el problema radica en que los fabricantes deberían incorporar todas estas mejoras y seguro que poco a poco irán haciendo, pero para los que se encuentren en una situación similar a la mía, este post también les puede resultar útil. Gracias por vuestra comprensión.