Una de las líneas que más me ha atraído desde que conocí la marca Babymoov es precisamente la del baño. Pero como no me convertí en embajadora Babymoov hasta el año pasado, ya fue demasiado tarde para probar sus productos con Ares. Así que imaginad mi alegría cuando recientemente me dieron la posibilidad de probar 2 de sus últimas novedades: el Aquascale y el Aquaseat. ¡Qué maravilla!

El momento del baño del bebé es un momento único de complicidad que además de cumplir con su objetivo de higiene, también requiere que ante todo el bebé se sienta seguro y cómodo. La bañera Aquascale cumple además con una característica única, se convierte también en una báscula que permite ir pesando al bebé mientras disfruta del baño. Resulta muy práctico para aquellos que desean mantener un riguroso control de peso diario ya que guarda en su memoria el último peso tomado o incluso en invierno para que no pasen frío cuando se les quita la ropa. El bebé se puede pesar con o sin agua.

Aquascale1

Otra de las cosas que hacen de esta bañera imprescindible es la tumbona integrada y antideslizante con una parte movible que la hace apta para su utilización hasta los 12 meses.

Aquascale4Y para rematar, cuenta con termómetro para medir la temperatura del agua y que se muestra mediante un display digital. No me digáis que no es práctica.

Aquascale3

Sólo hay dos cosas que en mi opinión son mejorables: una es el espacio minúsculo para colocar la botella de jabón y la otra son las patas, que para mi gusto son muy pesadas. Aunque son plegables, nosotros la dejamos de forma permanente abierta y la base nos ocupa mucho espacio. También hecho de menos un toallero incorporado.

aquaseat2

Aún así, Goran ya tiene 6 meses y en breve queremos cambiarle al Aquaseat, que es un sillón de baño con 4 ventosas de sujeción que se incrustan en la bañera para que puedan bañarse sentados de forma segura, sin que se escurran. Nosotros lo hemos empezado a usar esta misma semana, después de una tarde en la playa aprovechamos para meter a los dos peques juntos y ambos lo pasaron en grande. A Goran aún le falta un poquito para aguantar mejor su cabeza, pero seguramente en un mes o así ya hagamos el cambio definitivo.

Aquaseat1

Lo que más me ha gustado del Aquaseat es tu tacto. Es super suave y con los bordes amplios para que no produzcan ningún tipo de rozadura. Además, en su interior tiene una base de silicona blanda a modo de cojincito para que el bebé se sienta más cómodo. Con Ares nunca usamos algo así, pero ahora con Goran nos parece ideal para hacer un baño conjunto entre los dos hermanos. Muy recomendable.

Aquaseat3

Babymoov es una marca que apuesta por la confianza ciega en el equipamiento para niños y se compromete a proponer productos seguros y de calidad. Y para dar prueba de ello, ofrece una Garantía de por Vida sobre todos estos productos.
Explicadme, ¿Cómo es la hora del baño con vuestros peques? ¿Qué productos habéis usado y os han resultado más cómodos y prácticos?