Ayer Albert me pidió ojear de nuevo nuestro álbum titulado “Nuestras aventuras de 2”. Me hizo mucha ilusión porque él no es de ponerse a ver fotos pero ese álbum es muy, muy especial. Se lo regalé el día que nació Ares y se lo di justo cuando nos quedamos los 3 solos en la habitación del hospital.

libroAún recuerdo lo complicado que fue hacerlo y montarlo todo a escondidas. Yo debo de tener más de 10.000 fotografías en el ordenador y este álbum recoge cada uno de los viajes y escapadas que hemos hecho juntos desde que nos conocimos, por orden cronológico. Es un recopilatorio de las fotos que a mí más me gustan y de aquellos momentos tan bonitos que hemos vivido juntos, siendo pareja, siendo sólo 2.

Este álbum cuenta una historia bonita, la nuestra, y por eso nos encanta dedicar un momento para mirarlo juntos, sentarme en sus rodillas y empezar a recordar anécdotas que nos han ido pasando durante todo este tiempo.
A él no le gusta viajar demasiado, siempre lo ha hecho a regañadientes y presionado por mi insistencia. Yo, sin embargo, he viajado mucho, he vivido en el extranjero y soy una mujer de mundo. Pero ahora las cosas han cambiado un poquito, e intentamos siempre buscar un término medio.

En cualquier caso, creo que es muy importante dedicarse este tiempo que reconozco me cuesta muchísimo encontrar en el día a día y más con la llegada de un nuevo miembro a casa. Es necesario abrir ese libro que cuenta historias y repasarlo de vez en cuando, sin dejar que coja polvo en la estantería.
Parece que ha pasado tanto tiempo… ¡Qué recuerdos! Hasta Albert me dijo que yo estaba cambiada, que tenía cara de “más mujer” (no sé muy bien qué significa eso).

El próximo álbum ya no podrá llamarse igual, pero tiene todas las papeletas para ser aún más precioso e increíble que el primero.

viajes