No me cansaré de repetirlo: viajar enriquece el alma así que no hay razón para no compartir esta experiencia con tus hijos.

Sí, no os negaré que viajar con niños es realmente agotador, pero la recompensa es mucho más gratificante. Las edades de mis hijos (2 y 4 años) no son las más fáciles ya que requieren de mucha atención, no tienen paciencia y derrochan energía sin límite. Por eso aprovechamos mucho el día e intentamos respetar las horas de sueño, ya sean las nocturnas como sus siestas (éstas casi siempre las hacían en el coche). También llevamos siempre algo de comida en el bolso: algún bocadillo, fruta, galletas y mucha agua.

Apostamos por llevarnos nuestra silla de paseo doble Sport de phil&teds que es todoterreno y aguanta mucho trote, es la mejor opción para poder llevarles tranquilos y controlados.

También es muy importante llevar mochila ergonómica de porteo, dado que para visitar las partes viejas de las ciudades, no suelen estar bien asfaltadas o incluso puedes encontrar muchos escalones. Nosotros usamos la Ergobaby Performance Cool Air Mesh, que tiene un tejido muy transpirable y perfecto para no sudar tanto en verano.

¿Por qué Croacia?

Principalmente porque nos encajaba en presupuesto. Pero también por otros varios motivos: clima similar al nuestro, costas kilométricas (somos de mar y nos tira el mar), aguas cristalinas, atardeceres de infarto, sin conflictos políticos de relevancia y suficientemente seguro para estar tranquilos, relativamente cerca para volar con los peques (2 horas de avión) y muy buenas referencias.

Viajar Croacia niños

Compré los billetes con unos 6 meses de antelación y contraté un seguro de cancelación (el tiempo y la experiencia me han enseñado que me merece la pena pagar ese poquito más para estar tranquila ante cualquier imprevisto, y aún más viajando con niños).

También me compré una guía de Croacia pero me sirvió de poco. No me la empecé a leer hasta dos semanas antes de viajar y fue cuando me di cuenta que las distancias y el tiempo no me permitirían más que recorrer una única zona: Dalmacia. Y nos centramos en esta región del sur del país, la que quizás es más turística pero también más bonita por el encanto de la costa.

Viajar Croacia con niños

Alquilar un coche familiar en Croacia

Para nosotros no es un problema conducir (bueno, a mi marido no le entusiasma e intento que los trayectos no sean demasiado largos) pero en general los niños van cómodos y a mí no me cansa conducir. Siempre conduzco yo.

Decidimos alquilar un coche familiar y a través de Rentalcars.com encontramos una oferta con la compañía Avantcar que resultó ser un poco fiasco. La oferta era buena, sí, 190€ por 12 días de alquiler de un coche familiar, algo más grande que el estándar. Pero a eso había que sumarle 160€ extra por llevar dos sillas infantiles (sucias y obsoletas), 99€ del seguro con cobertura total (muy recomendable para evitar sustos). Un amigo además nos recomendó que el seguro lo cogiéramos directamente con la compañía de alquiler y no con Rentalcars, además de ser un poco más económico, te incluye un extra que te cobran si piensas visitar islas (sólo con coche alquilado), de lo contrarío hubiéramos tenido que pagar 50€ más. Lo que no sabíamos era que también nos cobrarían 75€ por cruzar la frontera (para ir a Dubrovnik es necesario pasar la frontera además de los 2 días que estaremos en Mostar.). En resumen, el coche nos salió por un total de 524 € (sin contar gasolina).

Viajar Croacia niños

Además del sablazo, lo que me supo mal es que el coche no solo no estaba preparado sino que nos hicieron esperar bajo pleno sol durante más de 30 minutos (con lo que ello supone tras un largo viaje con los peques cansados) y cuando lo trajeron se olvidaron la silla de Ares y tuvimos que volver a esperar 10 minutos más. Esto hizo que perdiéramos el ferry que teníamos planeado coger y que nos retrasara todo el viaje. Tengo muy claro que no volveré a alquilar con esta empresa.

Nuestro itinerario

No fue hasta la semana de antes que decidí cuál sería nuestro itinerario definitivo. Teníamos muy claro que queríamos ir a Mostar y cruzar la frontera para llegar a Bosnia y Herzegovina, así que lo hicimos un poco en base a ello. Y quedó más o menos así:

Día 1-2: Isla de Brac
Día 3-4: Mostar (Bosnia y Herzegovina)
Día 5-6: Dubrovnik
Día 7: Makarska
Día 8: Trogir
Día 9: Parque Natural de Krka
Día 10: Split
Día 11: Okrug Gornji

Siempre me pongo nerviosa cuando tengo que viajar y desde que lo hago con los peques aún más. La sensación constante de que me olvidaré algo importante, de que pierda algo por el camino, que no lleguemos a tiempo, etc. Por suerte nada de eso ocurrió y todo el viaje salió tal y como esperábamos.

Ares ha viajado en avión en varias ocasiones pero no lo recordaba y fue como volar por primera vez. Ambos estaban excitadísimos de la emoción aunque en esta foto parece tan modosito porque le dije “Ares, siéntate bien que te hago una foto” y se lo tomó al pie de la letra.

Viajar Croacia niños

Suelo llevo algún entretenimiento para ellos: tablet con dibujos y juegos descargados, kits para pintar como los de Pintapum (en la foto), algún muñeco de goma o coche pequeño que pueda llevar en el bolso… Eso ayuda a mantener un poco la calma en momentos en los que tienen que esperar.

Viajar Croacia niños

Información de interés a tener en cuenta en Croacia

  • La mayoría de gente habla o entiende inglés, así que no hay demasiado problema si dominas un poco el idioma.
  • Su moneda es el kuna (1 euro son unos 7 kunas) y aunque no es un país “caro”, las partes turísticas que visitamos tenían precios similares a los nuestros.
  • Para coger un ferry en coche, tienes que esperar en la cola y entrar por orden de llegada. Es recomendable que te pongas a la cola y luego vayas a comprar el billete para no perder tiempo.
  • Es difícil calcular la antelación con la que debes ir. Dependerá de la época pero al menos una hora.
  • Los ferrys tienen bar y zona climatizada para descansar (recomendado si viajas con niños por ser una zona más segura que la cubierta). De Split a Supetar (isla de Brac) sólo es 1 hora de recorrido.
  • Los apartamentos los contraté con antelación a través de la web de Airbnb pero no parece complicado encontrar habitación in situ porque los lugares lo indican de forma muy clara
  • No todos los lugares aceptan tarjetas, por muy turísticos que parezcan, así que ten preparado dinero en metálico por si acaso
  • Las calles no guardan una lógica como nosotros entendemos. La numeración puede variar en función de la calle y parece que no se rigen por ningún tipo de norma y que cada uno construye donde le da la gana. Esto hace que en algunos lugares puedas tener problemas para pasar con el coche por ser calles demasiado estrechas y hasta imposibles o que te cueste encontrar una casa aún teniéndola en frente de tus narices.
  • Las playas no son de arena, sino de piedras. Así que asegúrate de llevar calzado adecuado
  • Las carreteras en general están bien asfaltadas pero pueden resultar lentas por ser de un único carril y con curvas. La velocidad máxima de la autopista es de 130km/h.

Viajar Croacia niños
En los siguientes posts os contaré con más detalle los lugares que visitamos y os dejaré los enlaces de los apartamentos u otra información que os pueda ayudar a planificar unas vacaciones similares a las nuestras y por supuesto si tenéis dudas, podéis dejarlas en los comentarios y os responderé tan pronto como me sea posible.