Estas Navidades os prometí que os haría un post completo sobre las nuevas mochilas de AffenZahn para que las veáis con todo detalle porque lo cierto es que lo merecen. Llegaban justo en el momento perfecto porque la que teníamos para Ares, que nos la habían obsequiado haciendo una compra en Vertbaudet, no le había durado ni 3 meses, y los velcros ya ni enganchaban bien. Por eso decidí apostar por una mochila de calidad.

Con esto quiero deciros que hay mochilas y mochilas. En el pasado, también usamos para Ares la mochila jirafa de Skip Hop que nos encantó para su época de guardería porque además de divertida, venía con arnés (que, por cierto, nunca llegué a utilizar) pero en este sentido tengo que decir que es más sencilla y no tiene tantas prestaciones. A ver, no nos engañemos, tampoco necesitan gran cosa, ya que Ares es un niño de 3 años que lo único que lleva en estos momentos dentro es su fiambrera con el almuerzo y una cantimplora para el agua, pero por eso precisamente me molesta tener mochilas que no sean lo suficientemente resistentes para aguantar el ritmo de un niño como él.

Algunas de las razones por las que te encantarán estas mochilas son:

  1. Están bordadas a mano y eso se nota en lo pulidos que están los acabados
  2. Tiene reflectores en la parte trasera para poder ver al niño con facilidad en tramos de poca luz
  3. El asa está reforzada para poder colgarla tanto en casa como en la guardería o colegio y la espalda presenta un tejido totalmente transpirable que no les hace sudar cuando hace mucha calor.
  4. Sus tirantes son suaves y aterciopelados para que no les roce el cuello y además ajustables a cada tamaño de niño
  5. Tirando de la lengua de los animales, puedes descubrir a quién pertenece la mochila
  6. Las correas de sujeción están pensadas para poder ser manipuladas por los pequeñines y la parte para presionar está marcada de color amarillo para hacerle el trabajo más fácil y darle esa autonomía que buscan para “hacerlo todo ellos solitos”.

En las mochilas más grandes, además, puedes encontrar:


Bolsillos secretos y de malla delantera y lateral, ideal para guardar la cantimplora, por ejemplo o pequeños tesoros que les gusta esconder.
Pero sin duda, lo que me ha parecido divertidísimo han sido las manos juguetonas que pueden transformar la apariencia del animalito:

Las mochilas de AffenZahn tienen 2 tamaños para elegir: una más pequeña (pensada para la guardería) y otras para niños más grandes que ya van al colegio. Así que fue genial porque pudimos coger una mochila para Ares y otra para Goran.

Las mochilas más grandecitas tienen menos modelos para elegir porque imagino que para evitar los modelos más infantiles. Pero te advierto desde ya que te costará decidirte por un modelo. Yo cuando los vi fui incapaz de decirme por uno y dejé que decidieran por mí. Esa es la poca personalidad que tengo… 🙂

Las nuevas mochilas de AffenZahn las distribuye en España Tallytate, una empresa que distribuye también varias marcas de puericultura y todas ellas super prácticas, originales y con diseños únicos. Estoy convencida de que muchas de vosotras habéis usado alguna vez las famosas bolsas de papel de Benized Bags, los baberos de Silly Billyz de los que yo me he declarado super fan en innumerables ocasiones o las tarjetitas para anunciar momentos unicos de Milestone, como las que yo usé para anunciar el sexo de Ares, entre otras muchas marcas.

¿Qué os han parecido estas mochilas? ¡No me digáis que no son super originales!

(La chaqueta con capucha de Ares es de ActualBaby, marca Name it)